El palacio de Maisons-Laffitte, catalogado como monumento histórico, es todo un espectáculo visual que le permitirá sumergirse en la historia.

¿Cómo llego al castillo de Maisons-Laffitte?

Saltar mapa

Dirección

2 Avenue Carnot
78600 Maisons-Laffitte

La cuna de los palacios de Vaux-Le-Vicomte y Versalles

Si le gusta la historia, no lo dude, aproveche cualquier excursión para visitar el palacio de Maisons-Laffitte. Encontrará en él toda la nobleza y elegancia de un majestuoso edificio diseñado por el genial arquitecto François Mansart. Este palacio, obra maestra de este precursor de la arquitectura clásica, sirvió como modelo a los palacios de Vaux-le-Vicomte y Versalles. Fue construido en el siglo XVII y durante mucho tiempo se consideró una de las residencias más hermosas de Francia. El marqués René de Longueil alojó entre sus muros al rey Luis XIV y a su corte. En el siglo XVII, antes de que la Revolución Francesa lo transformara, fue propiedad del conde de Artois, hermano de Luis XVI. Aún hoy se puede admirar el comedor decorado en estilo único por Bellanger, el arquitecto del conde. El palacio tuvo después otros ilustres propietarios, como el mariscal Lannes, gran amigo de Napoleón, y el banquero Jacques Laffitte. A lo largo de los siglos albergó entre sus muros a grandes figuras históricas como Mazarino, Voltaire o Lafayette. El palacio, catalogado como monumento histórico, fue adquirido por el Estado en 1905 y abrió por primera vez al público siete años más tarde. En el interior, deberá franquear el vestíbulo de honor y subir la gran escalera —una verdadera proeza técnica y arquitectónica— antes de entrar en los aposentos reales, la sala de baile, la cámara reservada al soberano y, sobre todo, en el «gabinete los espejos», una misteriosa y excepcional sala con una decoración exquisita. Bajé a las dependencias y conozca las cocinas, que dan acceso a los fosos secos y a un baño único en Isla de Francia. El palacio también organiza visitas especiales de abril a septiembre o previa cita que permiten descubrir los pequeños apartamentos el palacio, como la habitación de Voltaire o la cúpula de la gran escalera. El programa anual del palacio incluye visitas guiadas los fines de semana, exposiciones y conciertos.