Registrado en el patrimonio munidal de la Unesco, Fontainebleau es el único castillo poblado por todos los reyes franceses del siglo doce al siglo diecinueve. Una experiencia sin precedente espera a los visitores que quieren seguir en sus pasos.

¿Cómo llego al castillo de Fontainebleau?

Saltar mapa

Dirección

Place Général de Gaulle
77300 Fontainebleau

Un viaje al corazón de la historia.

El castillo de Fontainebleau es único en Francia. La complexidad de su arquitectura y la diversidad de sus decoraciones testifican de las épocas y de los gustos de sus reyes. Pasear en las galerías, admirar las frescas y los estucos del Renacimiento, tomar la fila de apartamientos del rey o de la reina y descubrir la solemnidad de la sala del Trono son tantas etapas de este viaje al corazón de la historia.
Después de François Ier, Henri IV, Luis XIII y Luis XV, Napoleón Ier quiso también marcar Fontainebleau de su marca y restauró el castillo después de la Revolución francesa. Sus apartamientos y el museo que le está dedicado constituyen testigos inestimables de este pasado imperial. Fontainebleau presenta todo a la vez obras maestras del Renacimiento, interiores refinados de María-Antonieta, el apartamiento de recepción de Napoleón Ier y las comodidades más “confortables” queridos por Napoleón III y Eugenia.   
Napoleón solía decir que Fontainebleau era la “verdadera casa de los reyes”. En pasear en sus galerías y sus jardines, el visitante ve desfilar, por el tiempo de un día, ocho siglos de arte y de historia.